TAMANE, SEGUNDA PARTE

SEPTIEMBRE 1999

El mes pasado, hablé acerca de los dos tipos de tamané que existen.

El primero se basa en la vibración de la punta de la lengua, mientras que el segundo tipo se basa en la vibración de la campanilla. La técnica del primer tipo tiende a producir un tamané más grande, lento y a veces con un sonido demasiado fuerte, mientras que la del segundo tipo produce un tamané mas rápido, pequeño y con un sonido no demasiado fuerte.

Tenga en cuenta el hecho de que algunas personas tienen dificultades con uno u otra de estas técnicas. Algunas anatomías presentan una campanilla demasiado pequeña para vibrar mientras que, incluso algunos hispano parlantes, encuentran dificultades al momento de hacer vibrar sus “erres”.

De hecho existe aún otra parte de su boca que puede ser utilizada para vibrar y crear tamané: esta es el centro de la lengua. Levante el centro de la lengua hasta el paladar y luego envie aire a través para hacerlo vibrar. Este método de producir tamané puede resultar en un balance justo entre el tipo 1 y el 2 descriptos anteriormente.

Sin importar que estilo de tamané usted intente, para lograrlo necesitará mucha práctica. Mi maestro Katsuya Yokoyama acostumbraba a tocar la totalidad de Rokudan utilizando tamané para así practicarlo.

Lo importante es conseguir un control tal sobre el tamané que le permita comenzarlo exactamente cuando lo desee, que le sea posible hacerlo suavemente y finalmente, que puede decrecer en volumen gradualmente con cualquier sonido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s